II Guerra Mundial: Banderas de nuestros padres (2006)

flags of ...Clint Eastwood ha sido el director que mas recientemente ha decidido aproximarse a la II GM mediante dos películas que narraran la contienda desde los puntos de vista opuestos de los contendientes en la batalla de Iwo Jima. La primera, Banderas de nuestros padres, que cuenta la historia que rodeó a la archiconocida foto de los marines plantando la bandera de EEUU en la cima del Monte Suribachi sirve de pretexto argumental a Eastwood para componer un contudente alegato antibelicista y desmitificador sobre la guerra.

 Opino que la historia está bien contada, (con flashbacks que van intercalando la batalla con la historia posterior), manteniendo un buen ritmo narrativo a lo largo de toda la película (la mano de Eastwood se nota). A ello hay que añadir unas buenas actuaciones de los actores principales, aunque ninguno sobresalga especialmente. Las escenas de batalla están filmadas con la excelente factura de “Salvar al soldado Ryan“, resultando unos combates hiperrealistas, aunque personalmente eché de menos alguna escena de acción más.

 En resumidas cuentas, la película es una denuncia de la maldad e injusticia intrínsecas de toda guerra, no solo ya para los enemigos, sino para los propios soldados que combaten por su país. Al final queda claro que la manipulación propagandística, los intereses económicos, y la política gubernamental resultan más importantes que las vidas de los soldados. Mientras estos arriesgan sus vidas por la patria, otros usan el sacrificio ajeno en beneficio propio. Este eje argumental es eficientemente desarrollado a lo largo del film.

 Lo que quizás le falte a la historia es un punto de originalidad, ya que lo que cuenta sobre la brutalidad, el traumático desarraigo que la guerra produce en los soldados o la injusticia que conlleva toda es guerra, es algo ya visto en títulos anteriores. Pese a ello, la película tiene la virtud de ser un alegato bastante sincero sobre la verdadera naturaleza de la guerra, alejado del patrioterismo americano al uso. El final, pese a ser en cierto modo convencional, resulta bastante emotivo, con las escenas del padre superviviente de Iwo Jima abrazándose a su hijo y contándole que ninguno de ellos era un heroe porque al fin y al cabo “luchaban por sus compañeros“.

 En resumidas cuentas, “Banderas de nuestros padres” es un film eficaz, conmovedor en algunas partes (atención especial al plano del sirope de caramelo), y de impecable factura técnica, aunque le falta algo de fuerza narrativa para llegar a obra maestra.

Von Kleist    19/02/2007

-http://segundaguerramundialenelcine.blogspot.com/2007/02/banderas-de-nuestros-padres-flags-of.html
Anuncios
Esta entrada fue publicada en Cultura, Historia, Internacional, Noticias y etiquetada , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s