La resistencia española durante la II Guerra Mundial

Foto de archivo de la Tanqueta Guadalajara llegando a la alcaldía de París durante la II Guerra Mundial. Esta tanqueta pertenece a la memoria de aquellos soldados republicanos españoles que tuvieron que luchar en la II Guerra Mundial junto a las tropas francesas y en contra de los ejércitos fascistas y nazis.

“Dar al César lo que es del César”. Es lo que ambiciona Evelyn Mesquida con su libro “La Nueve”, que rescata del olvido el importante papel jugado por republicanos españoles en la II Guerra Mundial, enrolados en las filas francesas y siempre en primera línea contra los nazis.

“Hasta ahora, estos hombres han estado olvidados. Es como un homenaje, como un reconocimiento, una forma de decirles gracias”, explica a Efe Mesquida, quien considera que gracias a ellos, a su lucha por la libertad, hoy Europa vive en paz.

 Editado por Ediciones B y prologado por el narrador, ensayista y político español Jorge Semprún (Madrid, 1923), “La Nueve” sale hoy (10/09/2008) en España y se publicará en 2009 en Francia, donde Mesquida vaticina que “será muy polémico”, porque los franceses “están convencidos de que ellos lo han hecho todo y escuchar lo contrario no les gusta nada”.

 Pero su empeño porque este libro viese la luz va más allá de la memoria histórica: “No me gustaría morirme sin que Francia les rinda el homenaje que les debe”.

 Y no es para menos -afirma la que fuese hasta el pasado año corresponsal en París durante tres décadas para el grupo Zeta-, ya que aquellos soldados, internados en campos de concentración franceses al final de la guerra de España, continuaron la lucha contra el fascismo italiano y el nazismo alemán, integrados en tropas galas.

 Junto a ellos lucharon y vencieron en numerosas batallas, incluida la derrota de los temibles Afrika Korps del mariscal Rommel, y luego, cuando en 1943 el aclamado general Leclerc formó la famosa Segunda División Acorazada, contó con los españoles.

 La mayoría fueron reagrupados en un batallón compuesto por cuatro compañías, cada una con más de un tercio de españoles, salvo la Nueve, española por excelencia y cuyo capitán, Raymond Dronne, no dudó en definir a sus hombres como “combatientes de la libertad”.

 Con Leclerc, la Nueve se preparó en África e Inglaterra, desembarcó en Normandía, liberó París, sufrió los más duros combates para liberar Alsacia y su capital Estrasburgo y consiguió llegar hasta el mismo búnker de Hitler, en Berchtesgaden, relata, admirativa, Mesquida, en su libro.

 Un libro que le ha llevado sus “noches”, “fines de semana” y “vacaciones” de toda una década, el tiempo que ha necesitado para reunir el testimonio de supervivientes y una documentación que nunca fue fácil encontrar porque la historia francesa les borró.

 El gusanillo de la curiosidad por esa excepcional historia colectiva se activó en Mesquida el día en que alguien le enseñó una foto de los hombres que liberaron París en agosto de 1944: “Eran españoles, estaban en Inglaterra, iban vestidos con uniformes americanos y en una compañía francesa, para mí era incomprensible”.

 Y decidió tirar de la hebra. En su búsqueda, Mesquida ha conocido a hombres que tenían menos de 20 años cuando en 1936 empuñaron las armas por primera vez para defender a la República española y que no la abandonarían hasta ocho años después.

 Algunos a los que encontró se negaron a hablar, amurallados en el silencio de muchos años, para ellos ya era demasiado tarde. Otros, en cambio, compartieron con Mesquida sus recuerdos.

 Algo que a Mesquida le ha sorprendido de ellos es su “normalidad”, hombres que habrían sido “banales” de no haber sido por las circunstancias históricas que les tocó vivir.

 “No son ni mucho menos hombres perfectos, pero tienen todos una calidad tremenda y una fuerza increíble, que fue la que les hizo saber por qué luchaban, luchaban contra del fascismo y con una convicción total”.

 Otra cosa que le sorprendió es que todos “hablaban de traición, porque a todos al parecer les habían prometido que irían a España y luchaban con el camino de España delante”.

 Sistemáticamente, Mesquida les preguntaba al final de sus entrevistas “¿Volverían a empezar?”, y todos, sin excepción, le respondían: “Que sí, que volverían a hacerlo”.

 De la Nueve sólo quedan vivos dos de los 16 españoles que sobrevivieron a la guerra -antes del desembarco de Normandía eran 144. Se trata de Lluis Royo y Rafael Gómez.

 También vive Manuel Fernández, un “personaje excepcional”, que estaba en la compañía de tanques que iba de apoyo a la Nueve, y el único de los republicanos españoles que Mesquida ha conocido que fue condecorado por Leclerc y por el general De Gaulle.

 Que el reconocimiento “oficial” de Francia llegue mientras alguno de ellos aún pueda verlo tendría una significación especial para Mesquida, quien se encuentra ahora inmersa en la búsqueda de aquellos que animaron “los primeros focos de la Resistencia en Francia” y que, según asegura, también fueron españoles.

-http://www.laopiniondemalaga.es/luces-malaga/2008/09/10/resistencia-espanola-durante-ii-guerra-mundial/204410.html

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Cultura, Historia, Internacional y etiquetada , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s