Claudio Barrera: el más destacado miembro de la llamada generación de la dictadura

Vicente Alemán: Claudio Barrera

Seudónimo por el cual es conocido Vicente Alemán, poeta, periodista cultural y dramaturgo hondureño, n. en 1912 y m. en 1971.
Es considerado como el más destacado miembro de la llamada generación de la dictadura o generación del 35, que representa un importante momento de la historia literaria hondureña contemporánea. Ante el clima de halagos versus represión impuesto por el régimen dictatorial de Tiburcio Carias (1933-1949), Barrera mantiene una actitud firme que se traduce en una escritura sobria, liberada de los elementos panfletarios y los tópicos decimonónicos tan usados por algunos de los integrantes de su generación, para comprometerse con el más humilde y volverse herramienta crítica de la realidad social.
Su obra acusa la influencia de Neruda y Vallejo, a la que debe el carácter político de muchos de sus trabajos, y la de Barba Jacob y el español Azorín.
Como periodista cultural, en 1949 funda en Tegucigalpa la revista literaria Surco. Fue responsable de la página literaria del desaparecido diario El Cronista.
Incidentalmente incursiona en el teatro. Su dramaturgia revela su vena poética, lo que lo emparienta con el estilo teatral del español Federico García Lorca. En sus obras dramáticasMaría Carmen y La niña de Fuenterrosa, de logradas ambientaciones locales, exalta a la mujer como ser ideal y espiritual.
En 1954 recibe el Premio Nacional de Literatura Ramón Rosa. –

La danza caribe del Yancunú

Zumba la cumba del Yancunú

caribe danza,

danza africana,

ritmo del viejo ritmo vudú.
Camasque cría sus negros zambos.

Zambas que danzan al son del tun.

Suda que brinca,

brinca que suda,

mientras trepidan por las rodillas

los caracoles del Yancunú.
Tun y tun y tun

van repitiendo.

Y el zambo zumba su bombo ronco

como eco recio del africano

rito pagano,

rito vudú.

África grita,

tiembla y trepita:

Tun y tun y tun…
Los negros zumban junto a sus bombos.

Danzan y sudan

zambas y zambos

entre el escándalo del Yancunú.
Oh, dios rabioso.

que tumba y zumba

tienes el alma de un misterioso

temblor pagano con su tabú.
Rito africano

que allá en Camasque

tiene el desastre

de las marinas conchas rosadas

del Yancunú.
Tun y tun y tun

van repìtiendo.

Y el mar contesta de tumbo a tumbo

la misma música de Tumbuctú

y entre la playa se ve lo negro

del rito orático del tun y tun…
Los cocos silban despavoridos

al ver la danza del Yancunú,

mientras contestan los hicacales

el ronco acento del tun… tun… tun…

Un pedazo de tierra

Un pedazo de tierra,

es también paz y sombra y compañía.

Además de pedazo de tierra.
Es amor en la ausencia

y es la caricia grata

que da la compañera.

Además de pedazo de tierra.
Es el hijo que nace igual que las espigas

y los granos de trigo.

Es la novia, la madre y el amigo.

Además de pedazo de tierra.
Es casi el corazón latiendo a gritos

en la pz de los patios.

Es algo que jamás se nos separa,

algo que está en nosotros.

Además de pedazo de tierra.
Es canto que se pega a los labios

como un beso del viento.
Es el temblor del agua en el invierno

y el verano sediento.
Un pedazo de tierra es compañía

porque es sangre y espíritu

y nos hace vivir

con la diafanidad de la poesía.
Un pedazo de tierra

es sepulcroy es grata compañía…

Tomado de:  Patricia Protzel. Diccionario enciclopédico de las letras de América Latina. Biblioteca Ayacucho Monte Ávila editores. Caracas. 1995

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Cultura, Internacional, Tendencias y etiquetada , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s