II Guerra Mundial: Colaboracionismo y resistencia

Resistencia francesa aguardando en una emboscada.

Resistencia francesa aguardando en una emboscada.

El colaboracionismo

Los habitantes de las áreas ocupadas por los nazis en Europa, o los japoneses en Asia, se vieron forzados a tomar parte por uno u otro bando. Los que apoyaron al invasor recibieron el nombre de “colaboracionistas”. Considerados traidores a su patria, cuando las hostilidades cesaron y los ocupantes se retiraron, fueron objeto de marginación, represalias y a veces la misma muerte.

Un caso paradigmático de colaboracionismo fue el del mariscal francés Petain. Cuando Francia fue invadida por las tropas alemanas, dirigió los destinos de la República de Vichy, instaurando un régimen autoritario y racista que colaboró con los nazis hasta su caída, en 1944, cuando el país fue liberado.

Petain y Hitler en octubre de 1940

Algo similar sucedió en Noruega, donde desde 1940, Vidkun Quisling se hizo cargo de un gobierno sometido a las órdenes de Hitler, tras protagonizar un golpe de estado con su ayuda. El apellido Quisling ha quedado en varios países como sinónimo de traidor o colaboracionista.

Otros colaboracionistas destacados fueron Ante Pavelic (Croacia), Antonescu (Rumanía) y Horthy (Hungría). Todos ellos fueron afines al nazismo y llevaron una política antisemita.

La Resistencia

Aquellos que se opusieron a los invasores organizándose clandestinamente constituyeron la denominada “resistencia”. Su misión fue entorpecer el normal desenvolvimiento de las tropas de ocupación, recurriendo para ello al espionaje, la desinformación, el sabotaje o el ocultamiento de los pilotos que eran derribados. En muchos casos formaron grupos muy numerosos y perfectamente organizados que se dedicaron a la guerra de guerrillas valiéndose del perfecto conocimiento del terreno donde actuaban.

En algunas zonas la resistencia adquirió gran relevancia. Especialmente significativo fueron los casos de la resistencia francesa, que llegó a contar con 200.000 miembros, la griega, la soviética, la polaca o la noruega. Pero el más importante ejemplo de resistencia armada durante el coflicto fue protagonizado los partisanos yugoslavos, quien dirigidos por Josif Broz Tito y ayudados por los soviéticos, lograron liberar el país en 1945.

Sophia Magdalena Scholl, de la “Rosa Blanca”

En la misma Alemania hubo alguna organización clandestina en contra del nazismo, la más conocida fue la denominada Rosa Blanca, de inspiración cristiana y no violenta, pero fue desmantelada en 1943.

La resistencia contra Japón se dio en aquellos territorios conquistados por las tropas niponas, especialmente en China, Corea y Filipinas.

En el bando de las potencias del Eje, el fenómeno alcanzó menos importancia, si bien hubo grupos de resistencia organizada en los países bálticos invadidos por Rusia, al igual que ocurrió en algunos casos en Ucrania y Rumanía. Algunos soldados italianos hostigaron a las tropas británicas entre 1941 y 1943, tras la derrota de sus ejércitos en el N. de África.

Apéndices

Pétain

Mensaje de Pétain, 17 de junio de 1940.

Al responder a una petición del Presidente de la República, asumo desde hoy la jefatura del gobierno de Francia. Seguro del afecto de nuestro admirable ejército, que lucha con un heroísmo digno de su larga tradición militar contra un enemigo superior en número y armamento; seguro de que con su magnífica resistencia el ejército cumplió con las obligaciones con los aliados; seguro del apoyo de los ex combatientes que tuve el honor de comandar; y seguro de la confianza del pueblo entero, me doy a Francia para atenuar su infortunio. En estas penosas horas pienso en los desgraciados fugitivos que, carentes totalmente de medios, yerran por nuestros caminos. Les expreso mi compasión y cariño. Con el corazón dolorido os digo hoy que debe cesar la lucha. Anoche me dirigí al adversario para preguntarle si está dispuesto a buscar conmigo, como soldados, después de la batalla y en forma honrosa, los medios para poner fin a las hostilidades. Todos los franceses deben congregarse en torno del gobierno que presido en estas duras pruebas y soportar en silencio la angustia de obedecer solamente a la fe en el destino de la Patria.”

De Gaulle

Proclama de De Gaulle alentando a la resistencia francesa.

Yo, el general De Gaulle, actualmente en Londres, invito a los oficiales y soldados franceses a ponerse en contacto conmigo, tanto a los que se encuentran en Inglaterra como a los que acudan a esta isla, con armas o sin ellas. También invito a los ingenieros y trabajadores especialistas de la industria de armamento (…). Ocurra lo que ocurra, no debe extinguirse y no se extinguirá la llama de la resistencia francesa.

Mañana, lo mismo que hoy hablaré de nuevo por radio Londres. 18 de junio de 1940.

http://www.claseshistoria.com/2guerramundial/apendice-colaboracionismo.html

 

 

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Cultura, Historia y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s