Ecología para legos: Consumo energético humano

Todos los organismos vivientes deben obtener la energía que proviene originalmente del sol -y el ser humano no es la excepción- para mantener sus procesos vitales. Como los hombres y mujeres no son productores, dependen de los vegetales que son capaces de transformar la luz solar en formas de energía utilizables para ellos. La energía que consume el hombre puede dividirse en dos tipos: energía interna, la que emplea para los procesos corporales, y la energía externa, la que utiliza en actividades tales como el funcionamiento de instrumentos, maquinarias y en general el mantenimiento de su cultura.

El gasto energético es la relación entre el consumo de energía a la energía necesaria por el organismo. Para el organismo mantener su equilibrio, la energía consumida debe de ser igual a la utilizada, o sea que las necesidades energéticas diarias han de ser igual al gasto energético total diario.

El cuerpo humano gasta la energía a través de varias maneras: en la forma de gasto energético de reposo (GER), actividad voluntaria (física) y el efecto térmico de los alimentos (ETA). Excepto en sujetos extremadamente activos, el GER constituye la mayor porción del gasto energético total (GET). La contribución de la actividad física varía mucho entre los individuos.

El ser humano realiza sus procesos vitales degradando las moléculas ricas en energía durante el proceso de respiración. El hombre obtiene su energía interna de los alimentos que ingiere. Puede ocupar más de un nivel tróficoya que consume vegetales, herbívoros y varios carnívoros. La energía que está disponible para el consumo interno del hombre, depende directamente del nivel trófico que éste seleccione. La mayoría de los organismos vivos no emplean la energía externa y sólo el hombre la utiliza en cantidades significativas. Mientras el consumo de la energía interna ha permanecido relativamente constante a través de la historia (2200 cal día), el consumo de energía externa se ha incrementado notablemente a partir desarrollo tecnológico La mayor parte de la energía externa proviene de los combustibles fósiles: carbón, petróleo y gas.

 

El hombre pasó de consumir leña a la utilización de formas más complejas de liberar la energía solar, como la utilización de los combustibles fósiles, como el gas, el petróleo y el carbón. Todas las energía que el hombre consume fuera de su propio cuerpo y que son consideradas externas, con excepción de la energía atómica, proceden originariamente del sol.

El hombre primitivo, cazador y recolector, consumía aproximadamente unas 2200 calorías por día en su consumo interno. Poca energía externa consumía. Se comportaba como un herbívoro más. Al descubrir el fuego, aumento su consumo energético externo y así, en la medida que evoluciona en términos de desarrollo tecnológico, aumenta el consumo energético total, modificándose la variable de consumo energético externo.

El hombre contemporáneo utiliza una gran cantidad de artefactos y maquinarias que se hacen imprescindibles para el modo de vida moderno. Vehículos de transporte, medios de comunicación, artefactos para el confort, equipos médicos, entre otros, la inmensa mayoría consumidores de energía o que han requerido gran cantidad de energía para su fabricación. El aumento del consumo de energía por parte de los seres humanos es exponencial y se muestra como un claro ejemplo de retroalimentación positiva.

ITP

Ver Sistemas cibernéticos y retroalimentación positiva

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Ciencia, Cultura, Ecología y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s