Los diputados pueden costar muy caros

Tras la caída de Napoleón, Francia regresa a la monarquía borbónica.

Al retornar al trono, Luis XVIII preparó una carta constitucional que dio en consulta a Talleyrand, quien al leer el texto le dijo que faltaba algo: los honorarios que habían de percibir los diputados.

 Luis XVIII señaló que a su juicio ésos debían ser cargos honoríficos y sin sueldo.

 Talleyrand replico:

 – Oh, claro, claro. Pero tanto como honorífico… ¡Eso puede costar muy caro!

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Cultura, Curiosidades, Historia y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s