La II Guerra Mundial: “Batalla de Francia”. La invasión de Bélgica, Holanda y Luxemburgo (1940)

Mapa de Francia tras la división

La campaña en el frente occidental, conocida como “Batalla de Francia”, tenía como objetivo primordial la conquista del país galo, el más importante y poderoso enemigo de Alemania. Duraría pocas semanas, desde el 10 de marzo de 1940, hasta el 25 de junio de ese mismo año. Concluyó con la total derrota francesa.

La Drôle Guerre o Phony War

Hasta el comienzo de la campaña, ambos bandos se habían vigilando estrechamente durante algún tiempo, en tensa calma, aunque sin llegar a romper las hostilidades. Sí habían comenzado a combatir en territorio noruego, pero no en su frontera. Ese período de inactividad es conocido como “Drôle Guerre” o “Guerra de Broma” (también “Guerra Falsa”), y se prolongó varios meses: desde la declaración de guerra de Francia y Reino Unido a Alemania a raíz de la invasión de Polonia el 3 de septiembre de 1939, hasta el 10 de marzo de 1940, fecha en que Bélgica y Holanda fueron atacadas.

Ruinas de Rotterdam tras los bombardeos. Mayo de 1940

La invasión de Bélgica, Holanda y Luxemburgo (1940)

Durante ese tiempo, el ejército franco-británico se preparó para resistir el ataque alemán por la frontera belga, dejando al resto de sus tropas en la frontera con Alemania, es decir, tras la Línea Maginot, conjunto de fortificaciones, consideradas inexpugnables, construidas por los franceses a lo largo de la frontera, entre 1929 y 1931.

Con parte de su ejército, los alemanes atacaron -tal y como esperaban los aliados- por las llanuras belgas. Sin embargo, el grueso de la ofensiva la llevaron a cabo por el macizo boscoso de las Ardenas. En ambos casos evitaron el frente Este, donde el ejército alemán hubiese tenido que superar la mencionada Línea Maginot. El bosque de las Ardenas era considerado por el alto mando francés como infranqueable para las unidades acorazadas y motorizadas y, por lo tanto, estaba escasamente guarnecido.

Unidades de paracaidistas alemanes, apoyadas por tanques y unidades de infantería y artillería motorizadas irrumpieron vertiginosamente, en una “guerra relámpago”, por las llanuras belgas y holandesas. El 11 de mayo cayó la fortaleza belga de Eben-Emael.

El 14 de mayo Rotterdam, principal puerto holandés, fue duramente bombardeado. El gobierno holandés dimitió. En tan solo dos semanas ambos países, junto a Luxemburgo, habían sido totalmente ocupados. El ejército franco-británico, ante la presión de los ejércitos alemanes fue retrocediendo hasta quedar atrapado entre éstos y el mar, en Dunkerque.

La derrota de Francia (1940)

La evacuación de Dunkerque

Tropas británicas tratan de alcanzar a un buque en Dunkerque. 1940

En Dunkerque más de 300.000 soldados de los ejércitos británico y francés, en una desesperada acción, lograron escapar del cerco alemán, utilizando embarcaciones de todo tipo (barcos de guerra, yates de recreo, etc.), acosados por la Luftwaffe y los blindados. Las tropas británicas fueron repatriadas al Reino Unido, en tanto que los efectivos franceses se reintegraron a la lucha. La huida de Dunkerque permitió evitar el colapso del ejército británico, pero a costa de abandonar todo su material pesado (artillería, carros de combate, etc.) en las playas y dejar a Francia sola frente a los agresores.

Las Ardenas

Simultáneamente (12 de mayo de 1940), más al sur, el general Guderian lograba franquear el bosque de las Ardenas, irrumpiendo con sus blindados en la llanura francesa, y rebasando por la espalda al ejército francés y la Línea Maginot.

El primer ministro francés Paul Reynaud sustituyó al comandante en jefe francés Gamelin por Weygand. Pero el cambio no alteró el rumbo de las hostilidades. Ambos generales, de ideas anticuadas, fueron incapaces de adaptarse al nuevo y revolucionario tipo de guerra llevado a cabo por los alemanes.

La derrota de Francia

Hitler en París. 23 de junio de 1940

Las tropas francesas fracasaron en un último intento de contener a los alemanes en la línea Somme-Aisne. El día 9 de junio el gobierno francés abandonó París, la declaraba “ciudad abierta” para evitar su destrucción, y se trasladaba a Burdeos. Un día después, Italia declaraba la guerra a Francia y Reino Unido. El gobierno francés firmó el armisticio el 22 de junio, cerca de Compiègne, en el mismo vagón de tren donde se había signado, el 11 de noviembre de 1918, la rendición alemana en la Primera Gran Guerra. El primer ministro británico, Winston Churchill, fracasó en su empeño de que Francia continuase la resistencia.

Consecuencias de la derrota de Francia

La firma del armisticio reducía a Francia a durísimas condiciones:

Tres quintas partes de territorio francés (el norte, incluyendo París) fueron ocupadas por los alemanes. El resto, incluyendo las colonias, quedó bajo un gobierno francés con capital en Vichy.

El Ejército quedó reducido a 100.000 efectivos. Francia quedaba obligada a onerosas reparaciones de guerra.

El gobierno de Vichy (pequeña ciudad del centro de Francia) fue presidido por el Mariscal Petain, antiguo héroe de la Primera Guerra mundial. El “Régimen de Vichy” se caracterizó por su conservadurismo y autoritarismo. Colaboró en todo momento con los nazis que dirigirían el resto de Francia desde París.

Tras la liberación del país, Petain y su gobierno fueron declarados traidores a Francia y juzgados como tales.

Sin embargo, no todos los franceses acataron los términos del armisticio. El General Charles De Gaulle galvanizó buena parte de los descontentos y lideró desde el exilio una activa resistencia, prosiguiendo la lucha contra la ocupación.

Balance de la guerra hasta junio de 1940 

Hasta junio de 1940, los éxitos alemanes habían sido apabullantes. Habían vencido en Polonia, Dinamarca, Noruega, Bélgica, Holanda, Luxemburgo y Francia; además habían asestado un golpe importante a Reino Unido. Italia había entrado en guerra. Quedaba pendiente a Hitler la invasión de las Islas Británicas. El primer ministro británico Churchill expresó en el Parlamento Británico sus temores.

-http://www.claseshistoria.com/2guerramundial/victoriaseje-batalla-francia.html

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Cultura y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s