El charlatán Vetronio se encontró con la leña verde

Busto de Alejandro Severo

En tiempos del emperador Alejandro Severo, existía en Roma un charlatán llamado Vetronio Turino. Este se dedicaba, entre otras cosas, a conseguir dinero a cambio de recomendar asuntos en el gobierno. Lo cierto es que llovieron las denuncias y el emperador ordenó la condena a morir en la hoguera.

El problema es que la leña se encontraba verde, por lo que más que arder, lo que hacia era humear.

Ello no fue óbice para seguir adelante con la ejecución. Vetronio permaneció allí hasta que murió asfixiado… lo que originó la siguiente frase del pregón:

Muere en el humo quien humo vendía…

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Cultura, Curiosidades y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s