Gloria a los soldados traidores de Irlanda

Soldados irlandeses desfilan con el Ejército británico en 1939.

Soldados irlandeses desfilan con el Ejército británico en 1939.

Desoyendo la famosa máxima bélica de que “los enemigos de mis enemigos son mis amigos”, 5.000 soldados irlandeses desertaron en la Segunda Guerra Mundial del Ejército de su país y se unieron a los aliados, donde se encuadraba su odiada Gran Bretaña. Por eso, por apoyar al país que había sometido al suyo durante siglos, Irlanda, que fue neutral durante el conflicto, decidió marcar a estos militares con la letra escarlata de la traición.

Al acabar la guerra se publicó sus nombres, fueron rechazados durante siete años para ocupar cualquier trabajo del Estado y no tuvieron derecho a recibir pensión. Los gobernantes de la isla esmeralda se fijaron mucho más en la ayuda que prestaron estos soldados a Gran Bretaña que en el servicio que hicieron a todo el mundo al colaborar en el fin del nazismo y el fascismo.

Pero el martes pasado, la Historia cambió. Siete décadas después, el Gobierno irlandés aprobó una ley que por fin concede amnistía e inmunidad a los soldados que lucharon bajo la bandera británica. Aunque se trata de un gesto simbólico, porque apenas sobreviven 100 de aquellos militares, la sociedad irlandesa borra de esta manera una de las manchas de su pasado. Las palabras del ministro de Defensa, Alan Shatter, resumían el sentimiento del país. “Podéis estar orgullosos de vuestra contribución, o de la contribución de vuestros familiares, a la lucha contra la tiranía. Si el Reino Unido hubiera caído ante el nazismo alemán, nuestra isla habría sufrido el mismo destino”, proclamó Shatter durante su discurso ante los héroes de guerra.

La nueva ley ha sido interpretada también como un paso más para la reconciliación entre Irlanda e Irlanda del Norte y los unionistas del Ulster han recibido con alegría la decisión del Gobierno irlandés. “Ellos no fueron traidores, fueron héroes, y damos la bienvenida a que Irlanda reconozca este hecho”, afirma Michael Copeland, miembro del Partido Unionista. “Confío en que las disculpas del Gobierno de Dublín conforten a los veteranos y a sus familias. Yo saludo su memoria”, recalca Copeland.

Con la partición en dos desde la guerra de independencia con el Reino Unido (1919-1921), el sur se convirtió en el ‘Estado Libre Irlandés’ (la actual República de Irlanda, desligada completamente de Londres, no se creó hasta 1948). El odio visceral de los católicos irlandeses hacia todo lo que significase ‘Reino Unido’ llevó al país a declararse neutral durante la Segunda Guerra Mundial, pese a la seguridad de que Hitler hubiera invadido Irlanda si Alemania hubiera ganado la guerra.

lavozdigital.es

Esta entrada fue publicada en Cultura y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s